Alcalde de Luquillo urge al Departamento de Vivienda algilizar ayuda a damnificados refugiados en cancha municipal

 

Por. redaccion@detodopr.com

 IMG_4967

 

El alcalde de Luquillo, Jesús “Jerry” Márquez Rodríguez, hace un llamado, en carácter de urgencia, al Departamento de Vivienda, para que agilice su ayuda a las familias refugiadas en la cancha municipal Damaso Rosa en Fortuna Playa; ya que “ese lugar no es apto para vivir”, enfatizó, Márquez Rodríguez.

 

Desde que el Primier Mandatario Luquillense, advino en conocimiento sobre la primera familia en refugiarze en la cancha, Zdenek Yamil Rodríguez y Claritza Andino, residentes de Estancias del Sol en Rio Grande, inmediatamente, notificó el caso al Departamento de Vivienda, para que los atendieran con carácter de urgencia. Mientras, personal de su Oficina de Ayuda al Ciudadano les proveyó de agua y alimentos, más ordenó el refuerzo de rondas de vigilancia y recogido de desperdicios sólidos en dicha área aledaña a la playa; como también se aseguró de que dichas familias hubiesen solicitado las ayudas de FEMA y el Departamento de la Familia.

 

Por otra parte, entidades sin fines de lucro, Iglesias, e individuos en su carácter personal, se han consolaridado con esta causa y también le han provisto con compra, suministros, artículos de aseo personal y de primera necesidad.

 

“Ya somos como diez personas viviendo aquí en la cancha y entre todos hemos hecho una gran familia; gracias a Dios tenemos abastecimiento de agua, alimentos, seguridad y facilidades sanitarias; pero estamos en espera de la ayuda de vivienda y donativo de materiales para reconstruir nuestros hogares”, expresó Ana Sánchez León.

 

Tanto Sánchez como otras familias allí cobijadas lo que están solicitando es un donativo de materiales para reconstruir sus hogares. Toda persona o entidad que desee contribuir con esta causa puede llegar directamente a la cancha Damaso Rosa en el Bo. Fortuna Playa de Luquillo y entrevistarse directamente con ellos para hacer llegar la ayuda.

 

“Es evidente y he sido enfático en que la cancha municipal no es un lugar para vivir. Me uno a la voz y el reclamo de estos damnificados, haciendo un llamado especial al Departamento de la Vivienda para que agilice su proceso de ayuda en carácter de urgencia; ya que estas familias se merecen una mejor calidad de vida. No obstante, continuaremos cuidando y velando por el bienestar de ellos, sin bajar la guardia, hasta que Vivienda cumpla con su cometido ”, puntualizó el Primer Ejecutivo Municipal.

 

 
 
 
 
 
 
Share This