Municipio de Carolina y el IBC llevan alegría entretenimiento a ciudadanos de edad dorada

 

Por.redaccion@detodopr.com

el alcalde de carolina compartio con los residentes de la egida

 En un junte solidario, en medio de la difícil situación por la que aún atraviesa Puerto Rico, la Primera Dama de Carolina, la ingeniero Mabel López de Aponte, se unió hoy al personal del Instituto de Banca y Comercio (IBC) para regalarle compañía, alegría y un sano entretenimiento a los residentes de la Égida Jardines de Country Club, ubicada en la Tierra de Gigantes.

 

          “Sabemos que el panorama que vive la Isla es poco alentador y que día a día, ponemos alma y corazón para levantar no solo a Carolina, sino a todo Puerto Rico. Hoy llegamos hasta la Égida Jardines de Country Club en un esfuerzo solidario, junto al IBC para tratar de mitigar la incertidumbre que vive la población de la tercera edad, con un sano esparcimiento, alimentos, música, pero sobre todo, con alegría y compañía. Continuaremos enfocados en sacar adelante a Carolina y junto a nuestros queridos ciudadanos, lograremos que brille nuevamente”, expresó la primera dama, Mabel López de Aponte.

 

Pasadas las 11:00 de la mañana, la Primera Dama carolinense llegó hasta la égida, junto a un equipo de empleados municipales, para entregarles compras de alimentos y cajas de agua a sobre 80 ciudadanos de la edad dorada que residen en esa égida. Además, López de Aponte entregó a cada residente un radio AM / FM portátil para que puedan mantenerse al tanto de las incidencias y noticias durante esta temporada, en la que grandes partes de la Isla y de Carolina se encuentran aún sin servicio de energía eléctrica.

 

Tras la entrega de suministros, el alcalde de Carolina, José Carlos Aponte, se unió a la Primera Dama. Ambos intercambiaron impresiones con los residentes, quienes les expresaron su cariño y agradecimiento. Más adelante, degustaron un suculento almuerzo, cortesía del equipo de Artes Culinarias del Instituto de Banca y Comercio.

 

          Tras el almuerzo, los residentes disfrutaron también de una tarde llena de música y diversión gracias a la animación por parte del equipo de empleados municipales. Por si fuera poco, el IBC les obsequió cortes de cabello, peinados, maquillaje y masajes terapéuticos. 

 

La importancia de la prevención de enfermedades y condiciones no podía faltar; así que el IBC ofreció también una feria de salud, con pruebas de presión arterial y glucosa, entre otras.

 

 
 
 
 
 
 
Share This